lunes, 23 de noviembre de 2015

Poemas XXIII: Mi nombre en tus labios. Por Akasha Valentine.


Johann Heinrich Füssli “Soledad en el ocaso”, 1795- 1800. Fuente: Wikipedia.  

POEMA XXIII

MI NOMBRE EN TUS LABIOS.


Sostenme para no caer y sujétame fuerte para no desvanecer,

pues ya estoy oyendo partir las pisadas de tus zapatos

a tierras lejanas, donde los besos de mis labios no te alcanzarán

y sólo se quedarán pegados a los cristales de los retratos

que aún colgados adornan las viejas paredes de esta lúgubre casa

en la que vivo sin vivir, porque no te tengo aquí a mi lado.


Es entonces cuando evoco, sin yo querer recordar,

el tacto de los sueños que gesté a tu lado;

y dado que estos sueños sin cumplir aún viven en mi memoria

quisiera enviarlos lejos, tan lejos como me fuera posible,

dejándolos olvidados en el interior de las maletas de los múltiples

compartimentos donde nos solíamos besar, escondiéndonos de la miradas ajenas.


¡Qué envidia me dan ya los sueños que olvidé en su día,

las caricias a las que no presté demasiada atención,

la forma en la que tu nombre era pronunciado en tus labios

cuando tu rostro se aferraba contra mis rosadas mejillas!

Qué sencillo me resulta volver al ayer, y cuán difícil

me resulta vivir en el presente, ahora que ya no vives en él.


Akasha Valentine © 2015 Poemas desde el alma.